Crema De Afeitar Casera Y Natural
Es posible tener la piel suave y sin daños después de afeitar, incluso sin los conocidos agentes espumantes, anticongelantes y peligrosos para la salud que acompañan a tu crema de afeitar de todos los días.
Esta es una crema de afeitar casera que nutre y protege la piel sensible y al mismo tiempo ayuda a conseguir un buen afeitado que te hará olvidar la piel seca y con comezón.

Consejos para un buen afeitado
1. Utiliza una maquinita de afeitar de buena calidad que sea fácil de limpiar.
2. Aféitate al terminar la ducha / baño de inmersión, porque los poros de tu piel estarán más abiertos permitiendo alcanzar el vello a mayor profundidad.
3. Enjuaga las hojas tantas veces como sea necesario mientras te afeitas.
Esta crema de afeitar no hace espuma y debe aplicarse en una capa fina. La textura es parecida a la del jabón.
Receta
Ingredientes
Aceite de coco 1/3 taza
1/3 taza de manteca de karité
2 cucharadas de oliva, de jojoba o de aceite de almendras dulces
2 cucharadas de jabón líquido de castilla
Instrucciones
Derrite la manteca de karité y el aceite de coco a fuego bajo. Revuelve ocasionalmente hasta que esté completamente derretida.
Agrega el aceite de oliva y revuelve para mezclar muy bien. Retira del fuego.
Pasa la mezcla a un recipiente de tamaño mediano o a cualquier frasco y pon en el refrigerador hasta que se solidifique.
Retira del refrigerador y pasa la mezcla a un bowl para batir. Batir con batidora de mano o eléctrica. Añade el Jabón de Castilla y bate por 3-4 Minutos, dependiendo de lo fría queesté la mezcla hasta que tome la consistencia de la crema para tortas.
Pon la crema de afeitar en un recipiente hermético y guárdalo en un lugar fresco y seco.
Para utilizar, aplica una capa fina sobre la piel y afeita.
Los ingredientes de esta receta son estables durante mucho tiempo a pesar de no llevar conservante. Sin embargo, si se introduce agua en el frasco se echa a perder más rápidamente.
Esta fórmula puede hacer que el suelo de la bañera o ducha se vuelva resbaladiza.
Ten mucho cuidado y considera el uso de una superficie antideslizante, como una alfombra de baño.